jueves, 29 de marzo de 2012

POEMAS DE ESTACIÓN./ PRIMAVERA.


ENAMORADO EN PRIMAVERA.

PRIMAVERA.

Cuando margaritas de varios colores, y violetas azules
Y las cardaminas todas de color blanco plateadas
Y brotes de ranúnculos de color amarillo
Pintan las praderas de alegría,
El cucú entonces, en cada árbol,
Se burla de los hombres casados; por lo que canta,
cucú;
Cucú, cucú: Oh palabra de miedo,
¡Desagradable al oído del casado!

Cuando el caramillo de los pastores sobre las pajas de avena,
Y las alegres alondras son los relojes de los labradores,
Cuando las tortugas hollán y los grajos, y grajillas,
Y doncellas blanqueadas hacen sus burlas de verano,
El cucú entonces, en cada árbol,
Se burla de los hombres casados; por lo que canta,
cucú;
Cucú, cucú: Oh palabra de miedo,
¡Desagradable al oído del casado!
William Shakespeare. /1564 – 1616. /Inglaterra. / Renacimiento./Naturaleza.
LA PRIMAVERA.

Ahora que el invierno se ha ido, la tierra ha perdido
Sus vestiduras níveas, y ahora sin más escarcha
Muestra hierbas dulces o una capa gélida
Sobre el lago plateado o sobre el riachuelo cristalino;
Pero el sol cálido fundió la tierra adormecida,
Y lo hizo delicadamente; entregando un nacimiento sagrado
A la golondrina muerta, se despierta en un árbol hueco
El cucú somnoliento, y el abejorro.
Ahora sí traen un coro de trovadores cantando
Triunfalmente al mundo la juventud de la primavera.
Los valles, colinas y bosques en un rico despliegue
Acogen con beneplácito la llegada del anhelado mayo.
Ahora todas las cosas sonríen, sólo mi amor frunce el ceño;
Tampoco tiene el hirviente sol de mediodía el poder
Para derretir ese hielo de mármol, el cual aún se mantiene
En su corazón endurecido, y la hace lastimosamente fría.
El buey, que últimamente se escapa al refugio
En el establo, ahora se encuentra bien
En campo abierto, y el amor no se hace más
Junto a la chimenea, pero en la sombra fría
Amintas ahora lo hace con Cloris en sueños
Bajo un sicómoro, y todas las cosas se mantienen
Al tiempo con la estación, y sólo ella lleva
A junio en sus ojos, en su corazón enero.
Thomas Carew ./1595–1640 / Inglaterra/ Siglo 17./Amor, naturaleza, relación.
TRANQUÍLO E ÍNCLUSO CLARO ERA EL CIELO.

Tranquilo e incluso claro era el cielo,
Y nuevos capullos de flores brotaron en primavera,
Cuando completamente solos nos fuimos Amintas y yo
A escuchar al dulce ruiseñor cantar;
Me sacie, y se acostó junto a mí;
Pero apenas su aliento podía sentir;
Para cuando con temor, empezó a acercarse,
Él se vino con un, ¡ja, ja, ja, ja!

Se sonrojó y se quedó inmóvil por un tiempo,
Y su modestia freno su deseo;
Sin embargo, con franqueza persuadí todo su temor con una sonrisa,
Lo cual agregó nuevas llamas a su fuego.
O Silvia, dijo, eres cruel,
Por mantener tu pobre amante intimidado;
Luego, una vez más presiono con su mano mi pecho,
Sin embargo se desvaneció con un, ¡ja, ja, ¡ja, ja!

Supe que era su pasión la causante de todo su temor;
Y por lo tanto me compadecí de su caso:
Le susurré en voz baja, no hay nadie cerca,
Y puse la mejilla cerca de su rostro:
Sin embargo a medida que creció cada vez más audaz,
Un pastor vino por nosotros y miro;
Y así como nuestra felicidad la comenzamos con un beso,
Se echó a reír con una, ¡ja, ja, ¡ja, ja!

John Dryden /1631–1700/Inglaterra/ Siglo 17/Primer amor.
DESPUÉS DEL INVIERNO.

Algún día, cuando los árboles hayan mudado sus hojas
Y en contra del blanco de la mañana
Los pájaros tiritando bajo el alero
Tienen albergue por la noche,
Volveremos nuestras caras hacia el sur, amor,
Hacia la isla de verano
Dónde las agujas del bambú son los venablos del bosque
Y las orquídeas sonríen ampliamente.

Y buscaremos la colina sosegada
Donde se alza el algodonal,
Y salta alegre el riachuelo cristalino,
Y trabaja el zángano.
Y contruiremos una casita allí
Al lado de un claro despejado,
Con el toque cercano de jacintos silvestres con rayas negras,
Y helechos que nunca se marchitan.
Claude McKay /1889–1948/E. U. Renacimiento de Harlem/Amor, naturaleza.
JUVENTUD EN PRIMAVERA.

PRIMAVERA.

Aliento de abril
de rojo juvenil
la lengua aplasta
los sueños fresa.

Heridas de hachazos
y herida la fuente
y en la boca
transpiración blanca
desde el cuello de alguien

un diente pequeño
tiene una pieza en el dedo
de la novia
el gato atigrado amarillo y marchito
aullá
el niño rojo
desde el hastial vuela
un animal escucha con atención
en su garganta blanca
su jugo corre por
los muslos de la paloma
un pico dulce pálido
todavía pega
en la mujer blanca
manteca de cerdo

aliento de abril
de rojo juvenil.

Elfriede Jelinek ./N. 1946./Austria.
Galardonada con el Premio Nobel de Literatura 2004, Elfriede Jelinek es una poeta austriaca, dramaturga y novelista. Nacida de una madre católica-vienesa y un padre judío-checo en Mürzzuschlag, Estiria, Jelinek creció en Viena y perdió a muchos miembros de su familia en el Holocausto.