lunes, 11 de noviembre de 2013

LA DEFENSA DE GINEBRA ~ WILLIAM MORRIS. [COMPLETO]

Poema traducido en sus 295 versos. O sea en su totalidad, para el gusto de todos los lectores seguidores de este blog.
 
LA DEFENSA DE GINEBRA.
(The Defense of Guenevere)
Pero, sabiendo ahora que tendrían que hablarle,
Ella echó hacia atrás su cabello húmedo de la frente,
Su mano cerca de su boca, tocando su mejilla,

Como si hubiera tenido allí un golpe vergonzante,
Y sintiéndo que se ruborizaba de  sentir vergüenza
A lo largo de su corazón, sin embargo, sintió que su mejilla ardía así,

Ella debió tocarla un poco, parecía tambalearse
Ella al alejarse de Gawain, con la cabeza
Aún levantada, y encendida su mejilla


Las lágrimas se secaron rápido, se detuvo por fin y dijo: (10)
"Oh, caballeros y señores, me parece que tengo poca habilidad
Para hablar de cosas recién pasadas conocidas y justas.

"Dios sabe que debo decir, he hecho mal,
Y te suplico todo el perdón ¡sinceramente!
Porque debes estar en lo cierto como los grandes señores, todavía(15)

"Escucha, supongamos que había llegado su hora de morir,
Y tú estabas muy solo y muy débil;
Sí, postrado como un moribundo mientras muy vigorosamente

"El viento rizó una franja estrecha
Del río a través de sus amplios terrenos la corriente va bien: (20)
Supongamos que la calma viniera, entonces alguien habla:

"'Uno de estos tejidos es el cielo, y el otro es el infierno,
Ahora elija un tejido para siempre, el cual es,
No se lo diré , debe de alguna manera decirlo

"¡Por tu propia fuerza y ​​poderío, aquí, contempla! (25)
Sí, sí, mi señor, y tu abre tus ojos,
Al pie del lecho familiar para ver

"Un gran ángel de Dios de pie, con esos tintes,
No se conoce en la tierra, sobre sus grandes alas, y manos,
Tendidas de dos formas, luz de los cielos interiores (30)

"Mostrándolo bien, y haciendo que sus órdenes
Asemejen ser los mandamientos de Dios, además, también,
Sosteniendo en sus manos los tejidos sobre varas;

"Y uno de esos extraños tejidos elegidos era azul,
Ondulado y largo, y el otro corte corto y rojo; (35)
Nadie podía decirle cual de los dos era el mejor.

"Después de media hora de estremecimiento dijo,
"¡Que Dios me ayude! el color del cielo, es azul-, y él dijo, 'infierno'.
Tal vez tu entonces lo deslizarías en tu cama,

"Y llorarías a todos los hombres buenos que amaste también, (40)
"¡Ah Dios! si lo hubiera sabido, conocido, conocido; '
Lanzarote se fue, entonces te diría,

"Como el hombre más sabio, qué sería de todas las cosas, se quejaba,
Y giraría y me haría daño, y desearía morir,
Y sin embargo, temía mucho morir por lo que fue plantado. (45)

"Pero tú, oh Señor Gawain, mientes,
Lo que pudo haber pasado a través de estos años,
Dios sabe que digo la verdad, al decir que usted miente ".

Su voz era baja al principio, llena de lágrimas,
Pero, como se aclaró, creció plena de fuertes y agudos (50)
Creciendo un grito de viento en los oídos de todos los hombres,

Un zumbido en sus cerebros asustados, hasta
Que ella dijo Gawain mintió, entonces su voz decayó,
Y sus grandes ojos comenzaron de nuevo a llenarse,

Aunque aún ella se mantenia, y nunca se achico, (55)
Pero hablaba con valentía, ¡bella dama gloriosa!
Las lágrimas que sus labios llenan pudo beber,

Se puso de pie, y parecía pensar, y se le escurrió su cabello
Se pronunció por fin, sin más rastro de vergüenza
Con un giro apasionado de su cuerpo allí: (60)

"Sucedió en un día que vino Lanzarote
A morar en la corte de Arturo: en tiempo de Navidad,
Esto sucedió, cuando los heraldos cantaron su nombre,

"'Hijo del rey Ban de Benwick,' parecía repicar
Junto con todas las campanas que sonaron ese día, (65)
En los techos blancos, con poco cambio de  rima.

"La Navidad y el invierno níveo desaparecieron;
Y sobre mí llegó el sol de abril,
Un hecho muy terrible con nubes de granizo negro, sí

"Y en verano Crecí blanco con refulgencia, (70)
E incliné la cabeza cuando cayó Otoño, y los enfermos
seguro conocían criaturas que nunca serían las mismas,

"Sin embargo, a menudo la primavera podría estar más llena
De flores y capullos, golpearse sobre mí, y crecí
Despreocupado de la mayoría de las cosas, deje que el tictac del reloj, marcara, (75)

"A mi pulso infeliz, que marca bien a través
Mi cuerpo ansioso, mientras me reía a carcajadas,
Y deje que mis labios se abarquillaran en falso o verdadero,

"Parecía fría y superficial, sin nubes.
Mirad mis jueces, fueron traídos los paños: (80)
Mientras yo estaba mareada, por lo tanto, los viejos pensamientos se agolpaban,

"Perteneciente a antes del tiempo y fuera tragado
Por el gran nombre de Arturo y su poco amor,
Debo renunciar para siempre entonces, pensé,

"Lo que yo consideré que eternamente se movería a mi alrededor (85)
Glorificando a todas las cosas, por una pequeña palabra,
Apenas alguna vez significó nada, tengo que demostrarlo ahora

"¿Ni una gota por siempre? Ora, hazlo al Señor
¿Será que todas las personas deben ser muy felices y buenas?
Amo a Dios ahora un poco, si este cordel (90)

"Fuera divido, una vez para todos los que podrían luchar
Haciendo que me amaran todos en la tierra o en el cielo.
Así que día a día aumentó, como si uno debiera

"Deslizarse lentamente por algún camino desgastado suave y uniforme,
Por el mar sereno en un día de verano, (95)
Sin embargo, aún en el deslizamiento hubo un pequeño toque

"De las manos extendidas cogiendo pequeñas piedras por el camino,
Hasta que alguien seguro que los hiciera llegar al mar, al fin,
Y sintió extraña una nueva alegría como la cabeza echada puesta

"Atrás, con el pelo como algas, sí todo pasa (100)
El sudor de la frente, la sequedad de los labios,
Completamente lavado y cubierto por las queridas olas
 
"¡En el mar solitario, lejos de las naves!
¿No lo conozco ahora en un día primaveral?
Sin memoria de aquel día salvaje jamás decae (105)

"Desde fuera de mi memoria, yo escucho tordos cantar,
Y donde quiera que esté, en seguida
Los pensamientos de todo vienen con un aguijón más fresco;
 
"Yo estaba medio loca de la belleza de ese día,
Y se fue sin mis damas solas, (110)
En un tranquilo jardín amurallado ronda todos los sentidos;

"Estaba bien alegre de ese muro de piedra,
Que encierra las flores y los árboles con el cielo,
Y triplicó toda la belleza: en el hueso,

"Si lógico a través de mi corazón, que creció muy tímido (115)
Con pensamientos aburridos, se atravesó y me alegro;
Sumamente contento, y lo sabía de cierto,

"Una pequeña cosa en ese momento me había hecho enfadar;
No me atreví a pensar, como lo solía hacer,
A veces, por mi belleza, si tuviera (120)

"Extendida mi larga sublevación en contra de la nada,
Y, mirando en los dedos tiernamente oscurecidos,
Pensé que por derecho alguien debería ver bastante a través,

"Allí, veras, que todavía sigue siendo la luz suave y persiste,
Ronda por los bordes, lo que debería haber hecho, (125)
Si esto se hubiera sumado con cantantes en lloviznas amarillas,

"Y ¿el verde sorprendente dibujado por el sol asciende junto a el?
Pero gritando, suelto, ¡míralo ahora! todo mi cabello,
Y hechizado quedó mirando pasar el viento de oeste

"Con levedad medio escuchó el sonido de la respiración, por qué no (130)
Pierdo mi cabeza ahora mismo haciendo esto;
Pero poco escuche. En ese bello jardín

"Vino Lanzarote caminando, lo que es cierto, el beso
Con qué nos besamos en el encuentro de aquel día de primavera,
Apenas me atrevo a hablar de la dicha evocada, (135)

"Cuando nuestras dos bocas fueron errantes de una manera,
Y muy dolorosa, se reunieron entre las hojas;
Nuestras manos están quedando atrás a lo lejos crispadas.

"Nunca menos de un metro de mis mangas brillantes
Lanzarote había llegado antes y ahora, ¡tan cerca! (140)
Después de ese día, ¿por qué esta afligida Ginebra ?

"Pero tú, oh Señor Gawain , mientes,
Pasara lo que pasara a través de todos estos años,
Dios sabe que digo la verdad, diciendo que mientes.

"Siendo una dama podría yo llorar estas lágrimas (145)
¿Si esto fuera cierto? Una gran reina como yo
Después de haber pecado de esta manera, su conciencia recta ardería;

"Y después que ella vive con odio,
Asesinando y envenenando, seguro nunca lloro, -
Gawain es amigo ahora, me habla con cariño. (150)

"¿No veo cómo te arrastras estimada piedad de Dios
A lo largo de su cuerpo, y tiembla en tu boca?
Recuerda en qué tumba reposa tu madre,

"Sepultada en algún lugar lejano en el sur,
Los hombres se olvidan de que he hablado contigo, (155)
Al lado de su rigurosa cabeza en esa atroz sequía

"Atrajo por lástima un golpe del maligno Agravaine,
¡Pido tu compasión! no me dejes gritar
Para siempre, cuando los vientos soplan con estridencia

"¡A través de la mitad de su bloqueado castillo! Permítanme no gritar (160)
Para siempre en la noche invernal
¡Cuando aguantes a solas! en la derrota aplastante de la batalla

"No permitas que mis lágrimas herrumbradas ¡hagan de su luz la espada!
¡Ah! Dios de misericordia ¡cómo se aparta!
Por lo tanto, siempre debo vestirme para la lucha, (165)

"Así que, ¡vamos a trabajar por la justicia de Dios! Gawain, dije,
Vedme destruir sus pruebas: sí todos los hombres lo saben
A pesar de que has dicho cómo Mellyagraunce un día,

"Un día amargo en la Fausse Garde, puesto que así
Todos los buenos caballeros lo mantuvieron después, vi- (170)
Sí, señores, por la maldita descortesía e indignación, aunque

"Tú, Gawain, sostuviste tu palabra sin una falla,
Este Mellyagraunce vio sangre sobre mi cama-
¿De quién es la sangre y luego suplicaras? hay alguna ley

"Que haga que una reina diga por qué algunas manchas de color rojo (175)
Están puestas sobre su cobertor? o dirías,
"Tus manos son de color blanco, señora, como cuando te casaste,

"'¿Dónde sangras? y debo decir entrecortado -
No, me sonrojo de hecho, justo señor, sólo para rasgar
Mi manga hasta el hombro, donde yacía (180)

"'Una punta de cuchillo anoche:" así tengo que defender
¿El honor de lady Ginebra?
No es así, señores honestos, aunque el mundo debiera terminar

"Hoy mismo, y fueras juez aquí
En lugar de Dios. ¿Has visto Mellyagraunce (185)
Cuando Lanzarote estuvo a su lado? que el miedo blanco

"Heló su sangre, y cómo sus dientes bailaron,
¿Hundidos a su costado? como mi caballero gritó y dijo:
'Asesino de hombres desarmados, ¡aquí esta la oportunidad!

"' Trampero, te pido que protejas la cabeza (190)
Por Dios, estoy tan contento de luchar con usted,
Despojador de damas, que mi mano se siente llevada

"Por el impulso del peso; ¡Hurra ahora! provoca y hace,
Porque todas mis heridas se están moviendo en mi pecho,
Y me estoy volviendo loco de esperar tanto. (195)

"Golpeó sus manos juntas sobre el animal,
Quién se derrumbó, y se arrastró a sus pies,
Y gimió al ser asesinado tan joven- 'al menos'

"Mi caballero dijo: 'Levántate, señor, quien es tan veloz
En la captura de las damas, medio-armado voy a luchar, (200)
¡Mi lado izquierdo todo cubierto!" Entonces comprendí,

"Hasta que surgió Sir Mellyagraunce con gran deleite
Sobre su cara de truhán; no hasta ese momento
Lo odiaba completamente, cuando vi a mi caballero

"A lo largo de la liza mirar en mi interés y pluma (205)
Con una sonrisa tan alegre, que me hizo suspirar
Desde la agonía bajo mi cadena de la cintura, cuando

"La lucha comenzó, y a mí ellos se acercaban;
Alguna vez Sir Lanzarote lo mantuvo a la derecha,
Y atravesó con cautela y siempre alto (210)
 
"Y rápidamente saltó la espada de caitiff, hasta que, mi caballero
De repente alzó la espada en su mano izquierda,
Cogiéndola, y la hizo girar, eso fue todo el combate,

"Salvo por la emanación de sangre sobre la tierra caliente;
Porque era el verano más caliente, y sé (215)
Me preguntaba cómo el fuego, mientras que permanecía de pie

"Y ardía, frente al calor, me estremecía ,
Metros por encima de mi cabeza; por lo tanto estos fueron los asuntos;
Las cosas las cuáles fueron solo advertencias de la congoja
 
"Eso cayó sobre mí. Sin embargo, Mellyagraunce estaba en deshonra, (220)
Pues Mellyagraunce había luchado contra el Señor;
Por lo tanto, señores, presten atención para que no seáis mezclados

"Con toda esta maldad, no digas palabras imprudentes
Contra mí, siendo tan hermosa, mis ojos,
Lloraron todos desatados, tristes, pueden acarrear alguna espada (225)

"Que te ahogue en su sangre, ved mi erguido pecho,
Como las olas del mar púrpura, como aquí estoy;
Y cómo mis brazos se mueven en maravillosa prudencia,

"Sin duda, además en el gran dominio de todo mi corazón,
Ved a través de mi larga garganta cómo las palabras suben (230)
En ondas a mi boca, como en mi mano
 
"La sombra le gusta como el vino en una copa
De oro maravillosamente coloreada, sí ahora
El poco viento va en aumento, que mirar hacia arriba,

"Y me pregunto cómo la luz está cayendo tan (235)
Dentro de mis cabellos en movimiento: osarías,
Una vez que hayas visto un poco en mi frente,
 
"Decir ¿esta criatura es vil? o te preocuparías
De cualquier mentira plausible de astuta trama,
Cuando puedas ver mi cara con ninguna mentira allí (240)

"¿Para siempre? No soy una prueba de gracia
"-Pero en tu cámara Lanzarote fue encontrado-
Al estar allí un buen caballero luego se quedaría al margen,
 
"Cuando una reina dice con sonido delicado, de reina:
como acero de verdad ven ahora y habla conmigo, (245)
Me encanta ver tu paso sobre la tierra

"'Firme, así también me encantaría ver
Que graciosa sonrisa ilumina tu rostro y escuchar
Tus palabras maravillosas, que significa que todo esto en verdad

"'Lo que ello parece significar: buen amigo, tan querido (250)
Para mí en todo, ven aquí esta noche,
O bien las horas pasarán más aburridas y monótonas;
 
"" Si no vienes, me temo que esta vez podría
Pensar en demasía en los tiempos pasados​​,
Cuando yo era joven, y la verde esperanza estaba a la vista, (255)

"Porque a nadie le importa ahora saber por qué suspiro;
Y nadie viene a verme cantar canciones agradables,
Tampoco cualquiera me trae las flores dulces que se encuentran

"'Así de densas en los jardines, por lo que uno anhela tanto
Verte, Lanzarote, para que podamos ser (260)
Al igual que los niños, una vez más, libres de todos los errores

"'Sólo por una noche." ¿No ha venido a mí?
¿Qué cosa podría alejar en verdad a Lanzarote
Si dijera "ven? hubo uno menos de tres

"En mi habitación tranquila esa noche, y estábamos alegres, (265)
Hasta que de repente me levanté, débil, pálida y enferma
Debido a que un grito termino nuestro sueño, sí

"Me fijé en el rostro de Lanzarote y no podía hablar,
Porque esperaba indefenso también, por un tiempo;
Entonces recuerdo que traté de gritar, (270)

"Y no pude, pero caí al suelo, de baldosas de mosaico
Las piedras que arrojaron sonaron sobre mi cabeza,
Y me hicieron marear, hasta que dentro de un tiempo

"Mis doncellas estuvieron todas sobre mí, y mi cabeza
En el pecho de Lanzarote se estaba aliviando (275)
De su parloteo blanco, hasta que dijo Lanzarote-

"¡Por Dios! Yo no voy a decir más hoy,
Juzguen de alguna manera si lo quiere-¿que importa eso?
Sabes muy bien la historia de esa lucha,

"Cómo Lanzarote detuvo su grito, el sano demente (280)
Aquél que atrapó Gawain -todos, todos, en verdad,
Pero aquél que me salvaría; estas cosas pasan rápidamente.

"Pero tú, oh Señor Gawain, mientes,
Lo que pudo haber sucedido estos largos años,
Dios sabe que digo la verdad, ¡diciendo que usted miente! (285)

"Todo lo que he dicho es verdad, por las queridas lágrimas de Cristo."
Ella no habló una palabra más, sino que permaneció
Vuelta hacia los lados, escuchando, como un hombre que oye

La trompeta de su hermano sonando a través del bosque
De lanzas de sus enemigos. Ella se inclinó con entusiasmo, (290)
Y le dio un ligero tirón a veces, como ella pudo

Por fin escucho algo realmente; con regocijo
Su mejilla se hizo carmesí, igual que la velocidad precipitada
Del corcel roano llamaron a todos a ver,
 
El caballero que vino era Lanzarote en buena necesidad. (295)

William  Morris. 
  
 
Traducción Literal del Inglés por: Juan Diego Amoroz E.®↑↓♪♫

En "La defensa de Ginebra" de William Morris, él tanto reproduce y transforma sus fuentes medievales. El poema describe una escena del romance artúrico medieval: Sir Gawain sólo ha acusado a la reina de Arturo, Ginebra de adulterio con sir Lanzarote, y ella hace un discurso en su defensa mientras espera a Lanzarote para rescatarla. Este episodio parece derivar de Morte Darthur de Sir Thomas Malory, aunque Morris omite detalles esenciales de la situación, como la acusación específica de Gawain y los acontecimientos que siguieron a la aparición de Lanzarote, lo que nos permitiría determinar la fuente exacta. Sin embargo, al hacer referencia a otros episodios, como el encarcelamiento de Ginebra por Sir Mellyagraunce y la muerte de la madre de Gawain, Morris sitúa claramente el poema dentro del mundo de la caballería medieval de Malory. El medievalismo del poema aparece en su forma así como en su contenido. Ginebra habla en un lenguaje arcaico que se parece bastante a el de Malory, usando términos arcaicos y construcciones oracionales:
"Y después que ella vivió con odio,
Asesinando y envenenando, seguro nunca lloro, -
Gawain es amigo ahora, me habla con cariño.

And afterwards she liveth hatefully,
Slaying and poisoning, certes never weeps, —
Gauwaine be friends now, speak me lovingly.

Del mismo modo, Morris emplea el esquema de rima terza (denominada en español tercetos encadenados) de estrofas de tres versos con un esquema de rima de ABA, BCB, CDC, y así sucesivamente, una forma de estrofa más comúnmente asociada con la Divina Comedia de Dante poeta medieval.

Sin embargo, un análisis más detallado revela la modernidad esencial de este poema. "La defensa de Ginebra" se parece a un monólogo dramático, una forma inventada en la época victoriana, pero también hace innovaciones en esa forma. A diferencia de los monólogos dramáticos arquetípicos de Browning, "La defensa de Ginebra" no consiste completamente de las palabras pronunciadas por su protagonista. También cuenta con un segundo orador (en los versos 1-10, 49-60 y 287-295), que proporciona el marco para el discurso de Ginebra:

Pero, sabiendo ahora que tendrían que hablarle,
Ella echó hacia atrás su cabello húmedo de la frente,
Su mano cerca de su boca, tocando su mejilla,

Como si hubiera tenido allí un golpe vergonzante,
Y sintiéndose ruborizada de sentir vergüenza
A lo largo de su corazón, sin embargo, sintió que su mejilla ardía así,

Ella debió tocarla un poco , parecía tambalearse
Ella al alejarse de Gawain, con la cabeza
Aún levantada, y encendida su mejilla

Las lágrimas se secaron rápido, se detuvo por fin y dijo:

"BUT, knowing now that they would have her speak,
She threw her wet hair backward from her brow,
Her hand close to her mouth touching her cheek,

As though she had had there a shameful blow,
And feeling it shameful to feel ought but shame
All through her heart; yet felt her cheek burned so,

She must a little touch it; like one lame
She walked away from Gauwaine, with her head
Still lifted up; and on her cheek of flame

The tears dried quick; she stopped at last and said. . . "
Este orador adicional proporciona una perspectiva externa y aparentemente objetiva sobre el monólogo, que describe la apariencia de Ginebra cuando empieza a hablar y conjetura en cuanto a su estado de ánimo. Así, el lector no tiene más que seguir aquellas opiniones presumiblemente sesgadas de Ginebra. Además, los conocimientos psicológicos de Morris no muestra nada de la ingenuidad de los primeros trabajos medievalistas de Dante Gabriel Rossetti. Pasajes como la metáfora de los dos tejidos de Ginebra proporciona una visión muy sofisticada en la psique del narrador. (Tomado de: La Red Victoriana)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Entrada destacada

A VECES LLEGABAN ... CARTAS.

Las cartas de amor no se estilan hoy en día, pero fueron y seran importantes dentro de la historia de la humanidad por la expresión de se...